La adaptación a una nueva cultura no es nada sencillo. Requiere paciencia y una cierta disposición y apertura, pero más que nada tiempo. Sin embargo, es posible acelerar el proceso. Por ello, si estás pensando en viajar al extranjero para asentarte, ya sea por estudio o trabajo, considera los siguientes consejos que te acercamos y ten una transición más sencilla.

1. Deja de compararlo todo con tu país de origen
Una de las reacciones más comunes cuando te mudas a otro lugar es comparar todo con tu país. Esa pequeña burbuja en la que has crecido y de la que has adquirido tradiciones representa la norma, y sentirás que los valores, creencias, hábitos y actividades con las que creciste son las correctas, y el resto del mundo está equivocado. Si quieres evitar sentirte miserable y dejado de lado por el resto, necesitas abandonar todo tipo de comparaciones entre tu nuevo hogar y tu antiguo hogar.

2. Baja tu guardia y acepta la nueva realidad en la que vives
Las actitudes a la defensiva o argumentativas no te llevarán a nada, y a fin de cuentas debes recordar que tú elegiste tu destino actual, por lo que necesitas ser respetuoso y hacer que tu tiempo allí sea lo mejor posible, o si no múdate a un nuevo lugar.

3. Encuentra tu nicho
No todos los países son iguales, puede que haya alguno en el que te sientas especialmente fuera de lugar o incomprendido, pero recuerda que en otros destinos las cosas son diferentes, solo necesitas encontrar tu lugar en el mundo. Haz un listado de las cosas que detestas o amas de un lugar (clima, infraestructura, medios de transporte, volumen de personas, vida nocturna…), compáralas con tus posibles destinos y verás que definitivamente algún lugar cumplirá con todos los criterios.
Lo mismo ocurre con el tipo de personas de las que quieres rodearte. Considera las personalidades con las que mejor te llevas, el carácter de tus mejores, las cualidades que más aprecias en las personas y seguramente encuentres ese tipo de individuo en uno de los países que consideras para irte.

4. Las mudanzas son mucho más costosas y requieren de mucho más trabajo del que crees.
Cambiar tus muebles de ciudad o país es difícil, como también lo es empacar. Pese a que todos queremos viajar y vivir en diferentes lugares, muchos olvidan el estrés y los costes que genera una mudanza. Subcontrata servicios y personal tanto como puedas, y definitivamente deshazte de todo lo que no usas. Tómalo con calma el primer mes, valdrá la pena.
Considera alquilar al menos el primer año de estancia. La realidad del día a día puede ser muy diferente de la que experimentas cuando estás de vacaciones.

5. Acepta tus rasgos particulares y conviértelos en una manera de romper el hielo.
El acento, tu manera de vestir, tus gustos en comida, los bares que frecuentas o la música que disfrutas son todos rasgos que hacen a tu personalidad. Es muy común que quienes no te conocen te pregunten acerca de ellos y es una gran manera de romper el hielo y hacer nuevos amigos.

6. Aprende la jerga de la región
La mejor manera de adaptarte a un nuevo país es tomarte el trabajo de aprender la lengua. No dejes de intentar sumergirte en un nuevo idioma solo porque temes equivocarte. Los errores son parte de la educación e incluso pueden ser útiles para romper el hielo con otros.
Cuando te mudas a una región o ciudad dentro de tu mismo país, es muy común que tengan una jerga diferente. Haz el esfuerzo e intenta entender y aprender. Es una manera de sentirte aceptado y te hará la vida más fácil en todo sentido. Tener que repetir varias veces tu orden en un restaurante es agotador, por lo que tómate el tiempo y la energía una vez y todo te será más fácil luego.

Fuente: Dean Hunt
Autor: Universia España

  • Eliana Sabalza
    Austria es uno de los estados económicamente más estables y prósperos de Europa. Es por eso que la infraestructura aquí se establece en el nivel más alto. Casi todos los medios de transporte se presentan en el país. Todos ellos van estrictamente a tiempo, sin retrasos y superposiciones. A los
  • Eliana Sabalza
    Los Países Bajos es un país bien comunicado en cuanto a transporte e infraestructuras. Tanto en lo que refiere a servicios ferroviarios, con líneas de alta velocidad y trenes de larga distancia que comunican Holanda con otros países vecinos como en vuelos internacionales, teniendo uno de los aeropuertos con más
  • Eliana Sabalza
    En Alemania el transporte público funciona perfecto, es muy puntual y organizado, por eso la mayoría de los habitantes de este país lo prefieren por encima del automóvil. Existen varias formas de trasladarse en las ciudades alemanas, detallaremos las principales formas: Bicicleta (Fahrrad) Es uno de los medios de transporte
  • admin_somosaupair
     Ser capaces de ir más allá y de vencer resistencias propias y ajenas, es clave para el bienestar y la felicidad. Muchas veces dentro de nosotros habitan un exceso de miedos, que tienden a frenarnos y a congelar nuestros avances. Eso termina estancando nuestra evolución personal, impidiéndonos aspirar alcanzar nuestros
  • Eliana Sabalza
    Vivir y estudiar alemán en otro país, bajo la tutoría de una familia recomendada.