Si bien el propósito de un Au-pair es el intercambio cultural, es muy bien sabido que la principal tarea es el cuidado de los niños.
Cada familia es única, la cantidad de hijos de la que esta se compone no está regulada, a excepción de la China en la que actualmente solo pueden tener uno o máximo dos hijos.
Esto quiere decir, que cuando busques familia, no sabrás de antemano la cantidad de niños de la familia que se interese en ti. Pero si podemos darte algunos tips que te ayudarán en esa tierna labor con tus futuros “hermanitos temporales”:

1.ADÁPTATE A LA EDAD DEL NIÑO

No es lo mismo cuidar a un bebé que a un niño de 3 años y mucho menos a uno de 8. Cada etapa tiene sus peculiaridades y para que tus cuidados sean los adecuados debes conocer lo que cada niño necesita en función de su edad.
Un bebé necesita comer a sus horas, dormir, hacer la digestión y mantenerse limpio. Por su parte, un niño de 3 años necesita jugar y una persona que esté pendiente de que no se caiga constantemente. Asimismo, un niño de 8 años es curioso, necesita hablar, preguntar y resolver dudas. Tienes que prepararte para todas estas situaciones si quieres cuidar bien del niño.

2.NO TE DESPISTES, LOS NIÑOS NECESITAN QUE LES PRESTES TODO EL TIEMPO

Cuidar de un niño requiere mucha atención; están en constante movimiento y no tienen conciencia de los peligros que pueden haber cerca de ellos, por lo que si no estás atento en todo momento pueden perderse, caerse; o esconderse y darte un susto de muerte. Así que no te despistes y presta atención todo el tiempo.

3.APRENDE A PREVENIR LOS ACCIDENTES

Sin duda, los niños se caen; es algo que en el mayor número de casos no puedes evitarlo pero como en todo en esta vida; más vale prevenir que curar. Tener utensilios para salvaguardar la seguridad de los niños es importante, como protectores en las esquinas de los muebles, en los enchufes o en las puertas, pero si ves que el niño se dirige a toda velocidad hacia, por ejemplo, la vitrina del comedor, mejor páralo y para eso tienes que estar atento todo el tiempo. Nunca se sabe qué puede pasar por la cabeza de un niño.

4.ELIGE UNA LÍNEA EDUCATIVA Y SER FIEL A ELLA. NO TE CONTRADIGAS.

Los niños son esponjas, se quedan con todo lo que les dices. Por eso es muy importante que cuando les hagas alguna indicación no te contradigas ni a ti mismo ni a otras personas que en un momento dado puedan encargarse del cuidado del niño.

5.LOS NIÑOS TAMBIÉN TIENEN OPINIÓN, TENLA EN CUENTA.

Los niños son niños pero no les gusta que los traten como tal, quieren sentirse como iguales y escucharles es el primer paso para que confíen en ti y por tanto hagan caso de lo que les aconsejan.
Si quieren jugar, juega con ellos. Si quieren ver cantos y juegos en la tele, canta y juega. Si quieren comer chucherías, convéncelos de que es mejor un bocadillo de jamón y cómete uno tu también. Lo mejor es dar ejemplo así que si quieres que el niño se habitúe a algo empieza por hacerlo tú primero.

6.EL CONSEJO MÁS IMPORTANTE: ÁRMATE DE PACIENCIA Y DISFRUTA

Pasar tiempo con niños puede ser muy divertido y muy enriquecedor. Aprovecha tu tiempo con ellos, ten paciencia y aprende a conectar con tu lado infantil. Merece la pena.

El mejor consejo que te podemos dar, es que seas consciente de cuántos niños estás en la capacidad de cuidar y esto lo describas en tu perfil. De antemano las familias conocerán tu capacidad, así podrán ambos (la familia y tú) desarrollar una relación basada en las expectativas reales de ambos.

7.LOS PADRES TIENEN SUS RUTINAS Y MÉTODOS DE CRIANZA, ENSEÑANZA Y REGLAS

Los papás confían en ti. Es importante ajustarse a sus reglas y métodos de crianza. Va a ser seguramente algo extraño y diferente a lo que estás acostumbrada pero la idea es que seas una extensión fiel de su autoridad. Debes apoyarlos si castigan o regañan a sus hijos, si prefieren un tipo de enseñanza o crianza. Los niños pueden aprender a aprovecharse de la situación y esto puede generar problemas. Lo importante es la disposición para hablar esos temas con los papás, eso te ahorra complicaciones y mejora tu convivencia con la familia.