Surgen muchas dudas al momento de pensar en iniciar labores con tu nueva familia. Generalmente los latinos son muy dados a adaptarse, pero que mejor que tener claridad de las funciones a desempeñar durante tu tiempo de estancia como Au-pair.

Las funciones de un Au pair son muy básicas, si tienes experiencia cuidando niños, entenderás que no será necesario ser un pedagogo, más bien un guía muy parecida a un hermano mayor.

La función netamente primordial es estar al cuidado de los niños, es algo que no puedes perder del objetivo, sin embargo hay unas tareas adicionales que es normal ejecutar mientras no pierdes de vista a los pequeños, como:
-hacer la cama de los niños y la propia
-ordenar la habitación de estos y la propia
-mantener el baño limpio (por lo general el que usan los niños)
-hacer el desayuno y preparar comidas sencillas
-aspirar algunos sitios comunes de la casa
-echar una mano en la cocina
-ayudar a poner y a quitar la mesa en las comidas
-planchar la ropa de los pequeños
-ayudar a los niños a vestirse para el colegio
-darles de desayunar
-llevarlos y recogerlos, supervisar y acompañar en el camino al jardín de niños, la escuela o eventos
-pasear y jugar con ellos y
-cuidarlos en general
-en algunas familias te pedirán cuidar y atender las mascotas

Hay que tener claro que las tareas diarias de un Au-pair son muy distintas. Ya que estas dependerán del estilo de vida propia de la familia que ha acogido al Au-pair, por eso recomendamos dialogar de antemano a cerca de cuales son las tareas que tu familia host desea espera que realices, así no te llevarás sorpresas.
Igualmente tu agencia te acompañará en el proceso, ellos conocen las leyes que te protegen y evitan que asumas tareas que no corresponder en tu labor de intercambio.